Lä últimä orä d’Allende

El día 11 Settiembre de 1973 se produjo’l pronunciamiento militâ Xile qe qambió l’ittoria de ste paî. Atta ace battante poqo la mayoría la jente siempre pensó q’Allende fue asesinao. Pero trä su entierro oficiâ se debbelaron tettimoniö q’ablaban de suicidio. El día D Polla mañana, al dettaparse’l golpe militâ’n proceso, Allende fue acia La Moneda qon su guardia personâ, unö poqö cibilë fielë i unä quantä armä. Lö militarë a qargo’l golpe inbitaron al presidente a marxarse’l paî i dejâ’l qargo. En Xile por entoncë si’l presidente salía’l paî sin permiso’l Qongreso, era qonsiderao una renuncia. Le dieron un ultimátum: si La Moneda no era desalojá antë lä 11 l’ataqarían. Pero Allende se negó i s’atrinxeró’n La Moneda qon sü fielë.

Entoncë bino’l qombate. Scetto por una mini tregua pa ebaquâ lä mujerë i’l personâ femenino, el qombate sigió’n tonno a to’l Palacio. La Moneda sufrió muxö dañö, pero quando ya staba qlara la derrota, Allende qojió su Ak-47 regalo Fidel i se suicidó dipparándose’n la barbiya. Mâ tarde saqaron el querpo polla puerta La Moneda la qaye Morandé 80. Sta puerta la mandó tapiâ Pinochet deppuê tomâ’l podê, pero al bolbê la demoqracia l’abrieron de nuebo por su sinnifiqao. Tubo un entierro diqqreto nel panteón familiâ Balparaíso; atta 1990 no le dieron el funerâ de Stao qe merecía qomo eppresidente’l paî.

Morandé 80

Si tenéï mâ quriosidâ, ste último día stá qontao mâ stendío i qon muxö mâ detayë -algunö inbentaö, supongo- aqí (sê qoccientë qe stáï leyendo’l Grandma, el periódiqo oficiâ’l gobienno qubano) i aqí. El qaso ë q’ai muxa polémiqa’n tonno a la figura i a la muerte Salvador Allende. Leyendo por aí bitto qe se dice qe no se suicidó, qe le mataron lö golpittä. Yo, sinceramente, lo dudo muxo: eso ë lo qe se pensaba atta 1990 i a nadie l’importaba, pero luego se rebelaron datö i tettimoniö qe stablecieron qe se suicidó; ara paece q’ai una qorriente qe qiere qe l’ubieran matao pa enbilecê aún mâ a lö militarë. Por otro lao, su figura stá mitifiqá’n to Occidente. I deberíamö sê qoccientë qe no fue un gran presidente, el paî se fue battante a piqe durante su mandato. Pero d’eso ablaré nuna entrá próssima.

marzo 29, 2009. ' el traqqurso lö tiempö, ' pateándome'l mundo. Deja un comentario.

De la gloria la nación

“Pa aqeyö qe qieren gloria pa su paî: paradójiqamente, sta nunqa yega mirando atrâ i tratando d’emulâ lä gloriä pasâ; sino mirando’l presente, qomprendiéndolo i adattándose a él, q’ë l’único modo d’appirâ a gloriä futurä.”

Yo mimmo, retomando mï teoríä sobre qosä seriä

enero 21, 2009. ' el traqqurso lö tiempö, ' frasecillä no tan célebrë. Deja un comentario.

La pájara d’Induráin

Ara qe stao biciqletero recientemente, se m’a benío a la qabeza aqel día, qe marqó a to una jeneración xabaliyö, aqostumbraö a lä proezä d’un tío qe ganaba Tour i Girö qasi sin deppeinarse. Fue una époqa’n la qu me pasaba to lä siettä embobao ante la tele biendo al tío mâ grande q’a dao’l ciqlimmo spañô. El tío, de nombre Induráin, se merendaba a to’l qe se le pusiera delante, daba iguâ qien fuera; podía yamarse Chiapucci, Rominger o Zülle, qe Induráin parecía tenê siempre la prueba qontrolá; aunqe no tubiera’l mayô amariyo, aunqe un sqapao le saqara 15 minutö. Siempre aqababa ganando él.

Atta qe yegó’l Tour de 1996. Quando tö stábamö soñando ya qon el 6º Tour, qon qe Miguelón fuera’l primero’n qonsegillo, yegó aqel día. Aqel día fue’l de la famosa pájara qe le dio subiendo un puerto. Aqel día, lö qe stábamö biendo la tele no nö lo podíamö qreê: el superombre la biciqleta, sufriendo pa subî una montañita; sufriendo inqluso pa abanzâ otrö 100 metrö, bebiendo agua qottantemente porqe no podía mâ. Aqel día no se cayó un mito, pero qomprendimö qe to lö mitö son umanö. Eso ë algo mu duro pa un xabalín, qe no era qapâ qomprendello, atta ese momento.

enero 21, 2009. ' deporte'n bena, ' el traqqurso lö tiempö. Deja un comentario.